Desde el Quinto Piso

Manolo llega a su casa y encuentra a la Pilarica, su mujer, refocilándose con otro. Trémulo, amenaza:
– “¡Ahora mismo me tiro del quinto piso!”
– “Pero, Manolo, si la casa es de una sola planta…”
– “¡No me importa, me tiro 4 o 5 veces y ya está!”, grita despechado.

Escribe un Comentario