El Lechón

Llega el marido a casa y le dice a su mujer:
– ¡Hola Maruja, a que no sabes qué me han regalado!
– Pues no Pepe, no me lo imagino.
El hombre abre un fardo, saca un lechoncillo y se lo enseña.
– ¡Mira! Me he encontrado con mi tío que venía del pueblo y me ha dado un lechón.
– ¡Pero Pepe! ¿Para qué queremos nosotros un cerdo?
– Calla Maruja, que dentro de cuatro meses llegan las Navidades, lo alimentamos hasta entonces y así solucionamos la cena de Navidad.
– ¡Tú estás loco! ¿Dónde piensas que lo vamos a meter?
– Pues… ¡Debajo de nuestra cama!
– ¡Pero bueno! Esto es lo último que me faltaba ya por oír. Y… ¿Qué pasa con el olor?
A lo cual el hombre contesta:
– El olor… el olor… ¡¡¡¡¡Que se aguante!!!!!

Escribe un Comentario


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies