Cuando no es hora… no es hora

A todo el mundo le llega la hora, aunque algunos se salvan por los pelos o incluso mas que eso…

Sí, es inexplicable, pero la furgoneta no acabó milagrosamente en las profundidades del barranco. Pá fliparlo. 😮

Escribe un Comentario