Inspección Forense

Entra un doctor a una sala con una bella enfermera a su lado. Luego de unos vistazos a todos los lados, el doctor cierra la puerta y comienza a preguntarle a la enfermera:
– ¿De quién son estos ojitos?
La enfermera le responde:
– ¡No lo sé!
– ¿Y de quién son estas orejitas?
– ¡No lo sé!, Replica la enfermera.
– ¿Y de quién es este cuellito?
– ¡No lo sé!
– ¿Y de quién son estos pechitos?
– ¡No lo sé!, Insiste la enfermera.
– ¡Caramba!, Dice muy enfadado el doctor, ¡este Servicio Médico Forense es un completo desastre! 😆

Escribe un Comentario