Cigarros Sueltos

Llega un tonto a un estanco y pregunta:
– “¿Venden cigarros sueltos?”
– “No”, responde el dependiente.
El tonto regresa unos días después y pregunta de nuevo:
– “¿Venden cigarros sueltos?”
– “No, pero pronto vamos a vender señor.”, le responde el dependiente.
– “¡Ah, que bien!”, responde el tonto y se va.
Regresa una semana después:
– “¿Ya venden cigarros sueltos?”
– “Sí, ¿cuántos quieres?
– “Veinte.” 😆

Escribe un Comentario