Vuelo Trasatlántico Aeroamariconao

En un vuelo comercial trasatlántico viajan dos maricones. Al poco rato, uno le propone al otro:

“Alonso, hagamos el amor”.

“¡Pero cómo se te ocurre, no ves que está lleno de pasajeros!”, le responde el otro con voz amanerada.

“Pero si están todos durmiendo…”

Y, al decirlo, se levanta de su asiento, mira para todos lados y grita:

“¿Alguien tiene fuego?”

Ningún pasajero responde.

“¿Viste?”, le reclama. “Están todos dormidos. Nadie respondió”.

“Bueno”, acepta el otro. “Hagámoslo”.

Y comienzan:

¡Ahhhh, ohhhh, uhhhh! Toda la noche.

Al día siguiente, una de las azafatas, al ver a un pasajero que se oprime la cara con una mueca de dolor, se acerca y le pregunta qué le sucede:
El viajero le responde:

“Lo que sucede es que me duele la muela desde anoche”.

“¿Desde anoche?”, se asombra la aeromoza. “¿Y por qué no me pidió una pastilla para el dolor?”

¿”¿Está loca?”, responde indignado el pasajero. “¡Anoche alguien pidió fuego y se lo han estado cepillando a base bien hasta la madrugada de hoy!” 😆

Escribe un Comentario


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies